Salud y Educación, preocupa su recorte

Advierten riesgo de recortes al gasto en Salud y Educación

Salud y Educación. Las elevadas transferencias de recursos que el gobierno federal destina a los programas y megaproyectos esenciales de López Obrador hacen difícil sostener las previsiones de crecimiento económico en que la Secretaría de Hacienda basa su Paquete Económico 2023, coinciden los expertos consultados.

 

TE RECOMENDAMOS Congreso de seguridad Aérea en UNAQ

 

El CIEP apuntó que aunque se propone un mayor gasto social y en proyectos emblemáticos, se mantienen dudas respecto a la fortaleza de las fuentes de ingresos.

 

Los recursos públicos en 2023 probablemente no sean suficientes para cubrir las crecientes necesidades del gasto, por lo que podrían darse recortes en salud, educación, seguridad pública o inversión física, toda vez que los proyectos insignia del Gobierno no se tocarían, de acuerdo con el Centro de Estudios Económicos del Sector Privado (CEESP).

 

El organismo expresó en su reporte semanal su preocupación sobre la sostenibilidad de las finanzas públicas debido al optimismo con el que se elaboró la proyección de ingresos a fin de financiar el gasto pretendido, sin incurrir en un déficit excesivo que implique un aumento significativo de la deuda pública.

 

El Gobierno espera ingresos totales por 7.1 billones de pesos, un aumento de 9.9% real respecto al nivel aprobado para 2022, y egresos totales por 8.3 billones de pesos, una alza de 11.6% real, por lo que la estimación oficial es un endeudamiento de 1.2 billones de pesos, equivalente a 3.7% del PIB.

 

Preocupa recorte al gasto en Salud y Educación

 

Al interior de los ingresos totales, la administración federal prevé un crecimiento real de 11.6% en los tributarios a 4.6 billones de pesos, y no considera nuevos impuestos ni aumentos en los actuales, por lo que el estimado seguirá descansando en una mayor eficiencia recaudatoria del SAT.

 

Las principales fuentes de ingresos del Gobierno son el ISR y el IVA, al menos de 2015 a la fecha. En la propuesta para 2023 se estima una recaudación por ISR de 2.5 billones de pesos (8% del PIB) y de 1.4 billones de pesos en el caso del IVA (4.5% del PIB), de acuerdo con un análisis del Centro de Investigación Económica y Prespuestaria (CIEP), en donde agrega que esa eficiencia recaudatoria está llegando a su límite.

 

Por ramos, el gasto programable para la Secretaría de la Salud prevé un aumento de 3% real a 209 mil 616 millones de pesos, mientras que para Educación el alza sería de 5.1% a 402 mil 276 millones de pesos, y para la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana el incrementó sería de 1% a 99 mil 28 mdp.

 

El CIEP apuntó que aunque se propone un mayor gasto social y en proyectos emblemáticos, se mantienen dudas respecto a la fortaleza de las fuentes de ingresos para financiarlos.

 

“El Paquete 2023 se presenta en un entorno económico de desaceleración, alta inflación, mayores tasas de interés y una elevada incertidumbre en torno al rumbo que tomará la economía mundial”, expuso.

 

Salud y Educación, preocupa su recorte

 

Señaló que sigue pendiente una reforma fiscal que permita fortalecer los ingresos públicos, tanto federales como estatales, y que ayude a mantener el ritmo de gasto planteado por el Gobierno federal.

 

Sostuvo que el marco macroeconómico sobre el que se construyó el Paquete Económico obvia riesgos que podrían generar un crecimiento menor al 3% planteado —analistas privados prevén una desaceleración a 1.4%—, y una tasa de inflación mayor a la esperada.

 

Por ejemplo, el programa de pensión de adultos mayores requerirá un presupuesto de 335 mil 499 millones de pesos para 2023, según la SHCP, lo que significa un alza de 40% respecto de lo programado para el presente año.

 

“Los ingresos proyectados se basan en una mayor eficiencia recaudatoria y en un crecimiento de la economía que difícilmente se alcanzará. Sin embargo, los gastos ineludibles seguirán creciendo, lo que presionará a las finanzas públicas en el mediano y largo plazo”, consideró.

 

Pensiones, deuda, CFE, Pemex y gobierno ‘se comen’ 77% del presupuesto 2023

Estos gastos, considerados como ineludibles, absorberán ocho de cada 10 pesos disponibles para el gobierno de la 4T, durante el próximo año, advirtió el CIEP

 

En tanto, el CEESP expuso que cuando se elaboran presupuestos con previsiones macroeconómicas optimistas, como hacen todos los gobiernos, el déficit público termina ampliándose, incurriendo en más deuda o recortando gastos de menor prioridad política, o haciendo uso de reservas presupuestarias. Sin embargo, acotó, esto último ya no es posible debido a que el Gobierno las agotó en los ejercicios previos.

 

Propone en presupuesto contratación de deuda por 1.1 billones, cifra histórica.
Aumenta monto para pensión de adultos mayores y eleva 127 por ciento gasto en Tren Maya.

El aumento en términos reales del endeudamiento es de 31.8 por ciento, en comparación con el monto aprobado para este año.

 

A partir de una estimación optimista de 3.0 por ciento de crecimiento en el próximo año, el presupuesto previsto para el próximo ejercicio fiscal le permitiría a la administración del presidente Andrés Manuel López Obrador incrementar los recursos destinados a programas sociales prioritarios y a proyectos de infraestructura emblemáticos.

Advierten riesgo de recortes al gasto en Salud y Educación

La siguiente prioridad presupuestal del gobierno de López Obrador en ese rubro es el Programa de Becas, el cual plantea un gasto de 83 mil 638 millones de pesos; seguido por La Escuela es Nuestra (infraestructura), con 27 mil 52 millones; la Pensión para Personas con Discapacidad (24 mil millones) y Jóvenes Construyendo el Futuro (23 mil millones), principalmente.

 

Afirmó que en caso de requerirse un ajuste, el riesgo de un mayor déficit no es muy probable dada la renuencia que se mostrado el Gobierno al respecto, por lo que el riesgo es más bien de reducciones del gasto, y de ser el caso, lo probable es que no se toquen programas y proyectos insignia y que el ajuste se dé en otros rubros.

 

El CEESP destacó que el balance primario (la diferencia entre ingresos menos los gastos antes del pago del costo de la deuda) se prevé negativo en -0.2% del PIB, o 54 mil millones de pesos, lo que indica que el Gobierno tendrá que recurrir a deuda adicional para pagar intereses.

 

Manifestó además que el Gobierno estima que para el cierre de 2023 el saldo de la deuda pública represente el 50% del PIB. Sin embargo, ese resultado está en función del cumplimiento del pronóstico de crecimiento de 3%, porque si se considera la estimación del mercado, la deuda podría aumentar a 51% del PIB.

 

En 2023, el gobierno de Andrés Manuel López Obrador propone aumentar en menos de 2% los recursos para programas que atienden la violencia contra las mujeres, pese a que estas agresiones han aumentado y a que la Red Nacional de Refugios (RNR) ha advertido que los centros para atender a sobrevivientes están operando desde este año “en números rojos”.

 

Por su parte, el Rector de UdeG acusa recorte en presupuesto federal 2023.
El aumento en fondos para la universidad mencionado en el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación es inferior a la inflación.

 

Salud y Educación

 

El plan económico para 2023 detalla que ese gasto en desarrollo social representa el 65.5% del total del gasto programable.

 

TE PUEDE INTERESAR Promueven región de vinos de EdoQro

 

El gobierno federal aseguró en la propuesta presupuestaria que seguirá con su compromiso de priorizar las mayores erogaciones a los rubros que permitan reducir las desigualdades sociales, por lo que continuará destinando más recursos a los programas sociales.

 

¿Y los proyectos prioritarios de la 4T?
En 2023 los proyectos prioritarios o estrella de la 4T recibirán:

Tren Maya: 143 mil 073 mdp; 116.7% más.
Refinería Dos Bocas: 47.2 mdp; sin cambios respecto a 2022.
Corredor Interoceánico del Istmo de Tehuantepec: 6 mil 800 mdp; 33% menos.
Tren iInterurbano México-Toluca: 7 mil mdp; 6.6% del costo total de la obra.

 

LEG Foto: Cuartoscuro / archivo / El CIEP