Athos y Tango, hoy será la sentencia

La condena por el primer juicio por el asesinato de Athos y Tango, perros rescatistas, será revelada hoy, la sentencia sería de más de 10 años de cárcel.

En un hecho histórico, una jueza determinó dictar un fallo condenatorio en el primer juicio por maltrato animal realizado aquí en Querétaro. Como se sabe, en este litigio se procedió en contra de una persona señalada por asesinar a dos perros rescatistas. Este mediodía será dictada la sentencia.

 

TE RECOMENDAMOS Alerta por falsificación de Cialis

 

Mónica Huerta fue la abogada encargada de llevar este juicio por maltrato animal, explicó que se aportaron las pruebas suficientes para demostrar la responsabilidad del señalado en el asesinato de los perros identificados como Athos y Tango.

 

Este juicio por maltrato animal comenzó el pasado 16 de agosto. Las víctimas eran dos perros pertenecientes a la Cruz Roja y que prestaron sus servicios como rescatistas para las acciones de búsqueda tras el temblor ocurrido en la Ciudad de México en septiembre del 2017.

 

Según la información consultada, estos perros rescatistas sufrieron maltrato animal al ser asesinados por el individuo que hoy fue encontrado culpable en este caso. Estos canes perdieron la vida luego de ser envenenados.

 

tango

 

«Las pruebas fueron suficientes y tenemos un fallo de condena. Nosotros estamos en la petición, los argumentos suficientes y será una pequeña audiencia donde se emitirá un debate del porqué sí menor o porqué mayor y es a consideración de la jueza la condena que se emita», señaló la abogada del caso.

 

tango

 

De igual forma, la litigante indicó que se espera que la pena sea de 10 a 18 años de cárcel por maltrato animal. Reiteró que la jueza será quien determine los años que el enjuiciado deberá cumplir como condena en prisión.

 

TE RECOMENDAMOS EUA recorta agua, México afectado

 

Recientemente, se viralizó un caso de maltrato animal en la capital del país, donde un perro identificado como Leo fue rescatado, ya que se encontraba amarrado bajo la lluvia. Se indicó que el can vivía en condiciones de abandono en una azotea.