En Querétaro, 30% de la población joven perdió su empleo

En Querétaro, 30% de la población joven perdió su empleo, durante la contingencia sanitarias, afirmó la Secretaría de la Juventud

En el primer semestre del año, el 30 por ciento la población jóven que tenían empleo lo perdieron o tuvieron algún impacto laboral a causa de las afectaciones económicas provocadas por la contingencia sanitaria, informó el secretario de la juventud, Rodrigo Ruiz Ballesteros.

En el marco del Día Internacional de la Juventud, mencionó que al final del 2019 se tenía un registro de 252 mil jóvenes con empleo formal, de personas de entre 15 a 29 años, lo cual cayó en este año en 30 por ciento.

No obstante, comentó que gracias al Programa de Reactivación Económica del Gobierno del Estado se han recuperado 5 mil empleos, de los cuales el 30 por ciento corresponden a personas jóvenes.

Además, detalló que se mantiene una estrategia virtual a través de sus plataformas digitales para vincular a los jóvenes actualmente con más 100 vacantes, a través de ferias virtuales de empleo, en colaboración con la Secretaría del Trabajo. En todos los casos, las empresas ofertan el trabajo a distancia, con el fin de cumplir las medidas sanitarias.

TE RECOMENDAMOS: Fortalecen la vitivinicultura queretana con la entrega de vides

También, la secretaría de la juventud mantiene mentorías con la colaboración de expertos de ideas y proyectos de jóvenes emprendedores.

TE RECOMENDAMOS Querétaro segunda posición en progreso social

Se duplican suicidios en jóvenes en el 2020 en Querétaro

En el primer semestre del 2020, se han registrado 44 suicidios en jóvenes en Querétaro, el doble que lo registrado en el mismo periodo del año anterior, aunque aún no se puede determinar que este incremento sea consecuencia del confinamiento por la contingencia sanitaria de la COVID-19, aseguró Sarina Orozco Monroy, jefa de promoción de la salud de la secretaria de la Juventud.

En ese sentido, refirió que este aumento no solo pasa en Querétaro, sino en el mundo, motivo por el cual la secretaria considera como prioritaria la atención de la salud mental de los jóvenes, además de su situación económica, y también porque es una indicación de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

“Con información de la Fiscalía General del estado, tenemos 44 suicidios en jóvenes, el año pasado teníamos 22, esto es un incremento, es una situación que refleja el incremento de casos a nivel mundial”, comentó.

La funcionaria aclaró que para saber causas de suicidios es necesario realizar una autopsia psicológica, la cual se trabajará con la Red de Prevención de Suicidios de Población Adolescente y colaboración de otras instituciones, por lo cual hasta el momento no se puede ofrecer una causa única del incremento.

Sin embargo, reconoció que la contingencia ha llevado a la población a experimentar cuadros de ansiedad, depresión y angustia.

“La pérdida de dinámica y esto genera más posibilidades de que si hay cuadros de depresión o estrés pudieran estar relacionados con suicidios, no se puede descartar o relacionar, hasta tener el cuadro psicológico”, expresó.

Por este motivo, el secretario de la juventud, Rodrigo Ruiz Ballesteros, mencionó que se ampliará el programa, a través de la línea telefónica COVID y su plataforma virtual, de atención psicológica dirigida jóvenes, incorporando a más psicólogos.

Expresó que las líneas de atención psicológica vía chat han tenido un incremento de atenciones del 30 por ciento.

El secretario expresó que presentará una iniciativa de ley a la Legislatura del Estado con el objetivo de que haya políticas públicas que permitan ampliar la atención de la salud metal de los jóvenes.

La secretaría de la juventud implementó en esta contingencia un programa de atención psicológica a jóvenes a través de la línea telefónica COVID del gobierno del estado y sus plataformas digitales, con apoyo de 120 psicólogas y psicólogos, quienes les ofrecen a las personas acompañamiento.

En total, hasta ahora, se han atendido a 4 mil 500 personas, de las cuales el 20 por ciento corresponden a jóvenes (de edades de entre 12 a 22 años), es decir alrededor de 700 personas en este grupo; mismas que presentan cuadros de ansiedad, miedo, preocupación, estrés, nerviosismo y preocupación. Del total de personas atendidas, 2 mil 527 corresponden a pacientes con diagnósticos COVID-19 y 86 adultos mayores.  Sin embargo, la mayoría de personas atendidas por la secretaría corresponden al grupo poblacional de entre 30 a 60 años.