Empresas deberán transformarse ante “nueva normalidad”: UMx

Es un buen momento para reflexionar el impacto de la «nueva normalidad»

Entrar en la “nueva normalidad” y reactivar la economía no significa que las empresas regresarán a trabajar como antes de la pandemia, por el contrario deberán transformarse para cumplir con las nuevas regulaciones, acelerar su transformación digital, y desarrollar nuevos productos y servicios que respondan a los nuevos hábitos de consumo, explica Iraia Vivanco, directora académica de la carrera de Ingeniería en Diseño Industrial de la Universidad Mondragón México (UMx).

La cuarentena -considera- es un buen momento para reflexionar y realizar un análisis del estado actual de la empresa, entender los cambios que se integrarán con la reapertura de las actividades económicas, así como los nuevos hábitos y demandas de los consumidores.

Por ejemplo, a nivel interno, será necesario preparar y adaptar las zonas de trabajo para garantizar la seguridad de los trabajadores. Modificar o rediseñar las líneas de producción a fin de tener las distancias de seguridad establecidas por el nuevo marco laboral.

empresas

“Cuestionarse sobre la viabilidad de su oferta actual de productos y servicios, y estudiar los cambios del mercado para adaptarse rápidamente, pues las necesidades de los usuarios están cambiando. Ahora la gente pasa más tiempo en casa y en sus dispositivos digitales, y por ende las prioridades y los hábitos de consumo son otras, no solo en México sino a nivel global”, describe la también directora de la Facultad de Ingeniería de la UMx.

Las empresas deberán acelerar su transformación digital. El comercio electrónico creció a pasos agigantados y las organizaciones necesitan ver la manera de poder llevar sus ofertas por este medio e invertir en publicidad para llegar al consumidor.

Conocer el nuevo perfil de sus clientes, quienes estarán más tiempo en casa, dedicando tiempo a la decoración y actividades dentro del hogar como cocinar, entretenimiento o creación de huertos urbanos, entre otras. Sin olvidar que crecerá el presupuesto que le asignen a productos para mejorar la salud, cita Vivanco Ibañez.

Para poder entender esta nueva realidad y reestructurar la organización, así como su oferta de productos y servicios, las empresas pueden apoyarse en un diseñador industrial, comenta la académica.

Un diseñador industrial puede crear oficinas seguras, cabinas de desinfección para cuando se tenga que entrar a un espacio público, así como innovar y desarrollar productos atractivos que ayuden a mantener los espacios limpios. Por ejemplo, una lámpara que rocíe antibacterial, describe

“Sin lugar a duda, es un buen momento para crear y/o rediseñar nuevos productos, junto con campañas de marketing digital”, asegura la directora.

Te puede interesar: Turismo postpandemia

industria
Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *