Querétaro, entre las ciudades con más costo por congestión vehicular

 

La ciudad de Querétaro se ubica en la 7ª posición a nivel nacional entre las ciudades que registran el mayor costo que genera la congestión vehicular en la población, con una cifra de 2 mil 200 millones de pesos, de acuerdo al estudio “El Costo de la Congestión: vida y recursos perdidos” realizado por el IMCO y Sin Tráfico.

 

En la primera posición se encuentra el Valle de México con 47 mil millones de pesos, le sigue Monterrey con 9 mil 800 millones de pesos y Guadalajara con 8 mil millones de pesos

 

En el rubro de costo per cápita que genera la congestión vehicular, la ciudad de Querétaro se ubica en la posición 5ª a nivel nacional, con una cifra de 3 mil 704 pesos, en lo que la Ciudad de México se ubica en la primera posición con 5 mil 827 pesos.

 

En horas pérdidas per cápita por la congestión vehicular la ciudad de Querétaro se colocó en la 7ª posición con 93.91, donde nuevamente la Ciudad de México se colocó en la primera posición con 146.45.

 

 

 

Querétaro, se ubica, también en la posición 17 con el mayor índice en uso de transporte público y entre las 5 a nivel nacional en que los gobiernos priorizan la inversión para el automóvil.

 

El gobierno municipal de Querétaro trabaja en la implementación de diversas acciones que permitan disminuir el tráfico a la mitad en la ciudad y la intención es lograr este objetivo en el 2020, aseguró el secretario de movilidad del municipio, Saúl Obregón Biosca.

 

Sin embargo, refirió que también será necesaria la participación de los ciudadanos con un comportamiento que abone a la positiva circulación en las vialidades de la ciudad, como no estacionarse en doble fila, respetar los semáforos, usar las ciclovías, entre otras acciones

 

Lo anterior lo dijo luego de que el estudio “El Costo de la Congestión: vida y recursos perdidos” realizado por el IMCO y Sin Tráfico colocó a la ciudad de Querétaro en la 7ª posición a nivel nacional, entre las ciudades que registran el mayor costo que genera la congestión vehicular en la población, con una cifra de 2 mil 200 millones de pesos.

 

“Estamos trabajando para que los excedentes en cuestión de congestión se reduzcan un 50 por ciento y para ello se están realizando algunos programas”, informó el funcionario municipal.

 

Detalló que entre las medidas que se aplican para disminuir la congestión vehicular se encuentran la aprobación del Reglamento de Movilidad y Tránsito Municipal en el que se establece la restricción del tránsito de las unidades de carga pesada en las vialidades municipales en un horario de 6 a 22 horas.

 

“Es necesario una labor entre la ciudadanía y nosotros como autoridad en términos de lo que es cómo nos conducimos en la vía pública, pues vemos vehículos estacionando vehículos en doble fila u otras acciones que hacen lento el sistema de movilidad”, afirmó.

 

También, indicó que contribuirá la expansión del sistema de bicicletas públicas y el ordenamiento y progresión del uso de los semáforos.

 

“Estamos trabajando para que el siguiente año todos estos proyectos y estrategias sean una realidad”, afirmó.

 

El secretario de movilidad refirió que, de acuerdo al estudio, las 93 horas que las personas en Querétaro pierden en el tráfico significan que cada persona pierde 15 minutos al día y 7.5 minutos por viaje al día, considerando que hay dos viajes del día.

 

Además, sostuvo que los 3 mil pesos per cápita que representa el costo por tráfico, según el estudio, significan 39 pesos la hora y que investigaciones científicas refieren que el promedio adecuad debe ser de 31 pesos la hora.

 

Estudio

 

El estudio del IMCO y Sin Tráfico refiere que la congestión vehicular en 32 ciudades cuesta 94 mil millones de pesos al año, el equivalente tres veces a la inversión proyectada en la Ciudad de México en transporte público de 2018 a 2024.

 

Refiere además que los costos abonan a la desigualdad social y que los usuarios del transporte público pierden 69 mil millones de pesos anules en oportunidad de ingreso, casi tres veces más en comparación de quienes usan automóvil, que pierden 25 mil millones de pesos.

 

En términos de tiempo, el costo de la congestión es de 100 horas anuales promedio por persona: los usuarios del transporte público pierden 118 horas al año, mientras que quienes usan automóvil pierden 71 horas.

 

De acuerdo al estudio, en México, la mayoría de la población usa transporte público (TP) o camina, pero los gobiernos no le destinan recursos en la misma proporción. A pesar de que las ciudades recibieron 57 mil millones de pesos del fondo metropolitano en 2016, 18 de las 32 urbes analizadas no invirtieron nada en transporte público.

 

Para el automóvil invierten 47 por ciento del presupuesto asignado a movilidad cuando un 25% de la población lo utiliza.

Para el transporte público solo se destina el 1.2 por ciento del presupuesto asignado a movilidad y es usado por el 39 por ciento de la población. Proporciones similares se reproducen en casi todas las ciudades del país.

Finalmente, el estudio recomienda a las autoridades generar e impulsar el transporte público seguro, eficiente y limpio conforme a la proporción de usuarios; generar infraestructura para movilidad no motorizada; hacer que el transporte público sea financieramente sostenible, con descuentos para la población vulnerable; fomentar la evolución hacia las ciudades inteligentes con sistemas centralizados de información que ayuden a los usuarios a tomar decisiones multimodales para sus traslados; y desincentivar el uso del automóvil a través de impuestos verdes.

 

También, propone impuesto sobre gasolinas, eficientar el uso de transporte público, implementar parquímetros, el cobro de vialidades urbanas, cargos por congestión, límites máximos de unidades, fomentar el crecimiento compacto, usos de suelo mixto, mayores alturas de construcción, eliminar requerimientos mínimos de cajones de estacionamientos, promover la construcción de vivienda social en zonas centrales, incentivos fiscales, aumento de potencial de construcción, permitir la operación regulada de iniciativas de movilidad como servicio e invertir en protocolos de medición y reportes a los ciudadanos acerca de los resultados de los sistemas de movilidad para medir los avances de los proyectos y políticas.

 

 

 

 

Comparte este artículo...
Share on Facebook
Facebook
Tweet about this on Twitter
Twitter
Pin on Pinterest
Pinterest
Email this to someone
email
Share on Google+
Google+

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *